17 julio 2010

Fragmento de "Santa" (Federico Gamboa).


Santa y su parroquiano despertaron ... Hablábanse poco, sólo lo indispensable para zaherirse con pullas o embozadas injurias, como si después de una noche de compradas caricias hubiesen recordado de súbito que, exceptuando la lujuria apaciguada de él, no existía entre ellos más que el eterno odio, que, en el fondo separa a los sexos.

2 se abrieron.

emmagunst dijo...

una imagen encantadora

...el eterno odio que separa a los sexos...

Pulgarcito soñador dijo...

Párrafo y superficie...preciosos...