03 mayo 2012

Fragmento de "Agencia General del Suicidio" (Jacques Rigaut).


No hay motivos para vivir, pero tampoco hay motivos para morir, la única manera con que se nos permite demostrar nuestro desdén por la vida, es aceptarla, la vida no merece que nos tomemos el trabajo de abandonarla, el suicidio es muy cómodo, no paro de pensarlo, es demasiado cómodo, yo no me he suicidado, subsiste un pesar, no quisiera partir antes de haberme comprometido, quisiera, al partir, llevarme Notre-Dame, el amor o la República.

2 se abrieron.

maria varu dijo...

yo también creo que el 'Suicidio' es muy cómodo...
qué no me gusta? pues me quito
NO! hay que estar y creerse (aunque sea por orgullo) que antes de la propia caducidad no va a ser nada fácil lidiarnos...

un placer jardinero...
Zârck... sigamos dando la vara, besos

Madame Butterfly dijo...

Seria tan sencillo parrir sin siquiera buscar mi vida en la simpleza de una razon quizas para aferrarme al supuesto hecho de que mi existencia es necesaria.

Clemencia B.