11 noviembre 2011

Fragmento de "El artista" (Otto Rank).



El neurótico, tanto si puede producir como si no puede, padece fundamentalmente porque no puede o no quiere aceptarse a sí mismo, aceptar su propia individualidad, su propia personalidad. Por un lado se autocritica excesivamente, por otro se idealiza en exceso, lo que significa que exige demasiado de sí mismo, de su perfección y que el fracaso le impulsa a criticarse todavía más. Si tomamos este tipo frustrado, como para nuestros fines presentes y lo comparamos con el artista, vemos claramente que el artista es, en cierto sentido, la antítesis del tipo de neurótico autocrítico. No es que el artista no se autocritique, sino que parte de la aceptación de su propia personalidad y que por ello no sólo alcanza lo que el neurótico persigue en vano, sino que va incluso más allá. La condición previa indispensable para la personalidad creadora es, por tanto, no sólo la aceptación, sino incluso la glorificación de sí mismo.

2 se abrieron.

Sofía Serra Giráldez dijo...

:DDD
Primero me he visto en el neurótico, después, conforme avanzaba el texto, en el artista
Conclusión: soy neuróticaobsesivacompulsivaartística
"uséase", historiadora del Arte, vulgo artista frustrada
jaja
¿Te has leído "Nacidos bajo el signo de Saturno"?
Besos

Baptisma dijo...

hola, solía tener roadtobhangra hace unos años, hoy renuevo el blog con nueva liga, te la envío. Un saludo!

http://croonsandmoans.blogspot.com/

-interesante post, y me agradó la imagen...