16 junio 2011

"Una vez más tu piel" (Juan José Domenchina).


Una vez más tu piel, tu desprendida
piel de reptil, se pudre en el sendero,
junto al descamisado pordiosero
que nos viene a vender la nueva vida.

Con plantas sin raíces, mal prendida
a la derrota de su derrotero,
va el paso peregrino del romero
extático en su punto de partida.

El curso —intemporal, intempestivo—
de este tiempo que pierde su andadura
queda absorto en instantes sin motivo.

Tu amanecer difuso nos augura
otro permanecer, otro cautivo
tiempo en espera, por la noche oscura.

Alguien se ha abierto.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Creo que nunca he leído nada de él.
Yo sí que me he quedado absorta en este soneto...el mito del eterno retorno "en negro", en vez de "en blanco" como siempre lo "visualizo"...Magnífico, me parece magnífico.