11 marzo 2011

"Las hermanas del tesoro sexual" (Sharon Olds).


En cuanto mi hermana y yo salimos de la casa materna, lo único que quisimos fue follar, borrar cualquier huella de su cuerpo de gorrioncillo y de sus delgadas piernas de saltamontes.

¡Los cuerpos de los hombres eran como el de nuestro padre! Macizos los corvejones, los ijares y los muslos, elegantes las rodillas, las pantorrillas ahusadas, podíamos tenerlo a él en ese momento, las nalgas abultadas y prohibidas, las corvas, la polla en nuestra boca, ah la polla en nuestra boca.

Como exploradoras que descubren una ciudad perdida, nos volvimos locas de alegría, desvestíamos a los hombres despacio y con cuidado, como si dejáramos al descubierto enterrados artefactos que probarían nuestra teoría de la cultura perdida: pues si Madre decía que una cosa no estaba ahí, es que ahí estaba.


3 se abrieron.

Curiyú dijo...

Había leído poemas de Olds en otro blog, y me pareció de lo mejor de estos tiempos. Esto es, sencillamente precioso y conmovedor, por la crudeza de las imágenes y la tensión del lenguaje.

emmagunst dijo...

Ahhh, una de mis poetas favoritas de todos los tiempos!!! muy buen poema! un abrazo

(y la foto !!!!)

Bel dijo...

Hermosa foto, hermoso poema, hermoso rincón el tuyo. Gracias.