02 marzo 2010

Fragmento de "La Humillación" (Philip Roth).


-Esto es el final- le dijo ella durante el desayuno.
Estaban sentados uno frente a otro en las mismas sillas en que se sentaron meses atras, el día que ella le sijo que ha ya habían corrido el riesgo.
-¿El final de qué?- le preguntó Axler.
-De nuestra relación.
-Pero... ¿por qué?
-No es lo que quiero. He cometido un error.

Así comenzó el fin, de una manera tan abrupta, y concluyó una media hora después con Pegeen en la puerta de entrada, su bolsa de lona en la mano, y Axler con lágrimas en los ojos.

2 se abrieron.

Darilea dijo...

Todas las despedidas tienen algo de dolor.
Un besito

Anónimo dijo...

Cuando se deja de sentir,cuando somos conscientes de que eso que ansiábamos no es lo que queremos,no nos hace feliz,hay que ser valiente,aunque duela,aunque nos parezca cruel.
Está bien,algo comienza y algo acaba.Para de nuevo tener la oportunidad de un nuevo comienzo.El buscar es el camino y la meta.
La felicidad o algo que se le parezca

Besos