14 mayo 2009

Fragmento de "Sostiene Pereira" (Antonio Tabucchi).


Pensó que cuando se está verdaderamente solo es el momento de medirse con el yo hegemónico que quiere imponerse en la cohorte de las almas. Y aunque pensó en todo ello no se sintió tranquilo, sintió en cambio una gran nostalgia, no sabría decir de qué, pero una gran nostalgia de una vida pasada y una vida futura.

2 se abrieron.

Maria Varu dijo...

Cuando se está "verdaderamente solo" ¿de qué sirve la hegemonía del yo? ¿con qué puede medirse? sino hay un quien.
De poco sirve un yo prepotente y superior si lo que le rodea a uno... no le alcanza o le sobrepasa.

Un abrazo jardinero, besos Zârck... el aroma de las flores sigue aromando el aire.

marea@ dijo...

Nostalgia de una vida futura... complicado... un abrazo... Marea@