27 mayo 2008

“Y si digo que la pienso...” de “Relente” (Filoteo Samaniego).


Y si digo que la pienso, que está en la materia de mis actos, comprendo mi cadena. Nadie mencionó el color del tiempo. Pero es tiempo esclavo el del amor. Instrumento de mensura, me ha señalado la superficie del amor pensado, medida de mí mismo.

Nació la idea de Ella. Como brisa, alentó la atención. Envolvió sin ruido la marcha de los actos. Dibujó la forma del futuro y ya no pude expulsarme a otra mente.

Alguien se ha abierto.

MARIA dijo...

"Pero es tiempo esclavo el del amor"
¡qué hermosa definición! ¡cuánta razón y realidad en esas palabras!

Hermosamente real o fatídicamente cierto, no sabría con cual quedarme, siempre va en función de la realidad que se vive.

Besos Zârck, gracias por traernos siempre bellos y desconocidos textos, al menos para mí.