03 diciembre 2007

"Tu cuerpo que deseo y que rechazo..." (José María Follonosa).


Tu cuerpo que deseo y que rechazo
mi voluntad domina. Como el vino
mi mente turba, excita y reconforta.
Después, saciado, siento oscuramente
vergüenza del placer así logrado.
Mas al cabo de un tiempo, tu apetencia
resurge en mí acuciante y desespero
y te busco si no te hallo cercana.
No eres joven ni hermosa, sin embargo.
Pero he de conseguirte nuevamente.
A ti, aunque se me ofrezcan las más bellas.
Y no me importa entonces el orgullo,
vileza, sumisión o servilismo.
Embriagarme en tu cuerpo es lo que importa.
Mi voluntad domina. Como el vino
que la garganta exige, imprescindible,
necesito obtener, poseer tu cuerpo:
esta dosis que viaja hacia mí mismo.

5 se abrieron.

gatina dijo...

Si el sexo es droga, enganchémonos todos.

Eva dijo...

Jajajaja, lo siento, he leído el poema, pero mi neurona se ha quedado en el apellido del autor.

Juan dijo...

He llegado aquí por casualidad, pero me quedo. Buscando a Fonollosa he topado con tu blog. Y éste es, con mucho, el mejor que he visto sobre poesía sensual. Una mágnífica -y extensa- selección de poemas, exquisitamente ilustrados. Mis más calurosas felicitaciones.

CalidaSirena dijo...

Hola Jardinero, me encanta tu jardín prohibido,esta lleno de sensualidad. Felicidades.
Yo tengo un blog, el cual estoy iniciando, me gustaría que lo visitases y me dieras tu opinión.
Un besito

http://calidasirena.blogspot.com/

PEDRO ENRIQUE CORAZON CELESTE dijo...

¡Hola mi hermano! de verdad que tienes ritmo y corazón y e impregnas de ese ritmo hermoso y sensación a quien lee tu muy diciente y fulgurante poesia