06 junio 2007

"El Arcángel" (Carmen Conde).



Nada me anunció; fue conmigo al hallazgo lúcido de las cosas. Y en la primera oscuridad madura, hermanos ya nuestros cabellos, me reveló su figura; el cuerpo perfecto de tácita forma. Por ello amo la noche, cima donde se me da su gracia. Ni desnudez ni ropaje. El llega a las cuevas de mi corazón alargando las galerías redondas de mis ojos. Yo le penetro como espada suya a cambio de la claridad con que él me traspasa.

2 se abrieron.

Sinvoz dijo...

Tuve la nostalgia suficiente como para reconcer mis errores (aisss)... ahora lo tomare con más calma (espero aocstumbrarme a él y que él se acostumbre a mí)

Besos, hoy hogareños :-P

gatina dijo...

Lo bonito es descubrir las cosas sin que te las cuenten.
Que te tomen de la mano y no te anuncien nada.
Comprobar por tí mismo la curva de su cuerpo, la suavidad de su piel, la dulzura de sus gestos, el misterio de su mirada...
Sin colores, sin tamaños, sin tallas... sin descripciones ni juicios objetivos.
Tener tu propia medida del deseo, de morbo que te provoca sin poder contenerlo, aunque seas la única persona en el mundo que lo entiende.