10 mayo 2007

Fragmento de "El mundo al atardecer" (Christopher Isherwood).



A veces hablabas del amor de un modo que demostraba que se trataba de una experiencia personal. Te veo sentada en el crepúsculo de una tarde de invierno, con los dedos extendidos ante el fuego, contemplándolo fijamente y diciendo: "No, Stephen; no empieza así; no es cuando dos personas se sienten atraídas, sino en el momento en que comprenden que son distintas, tan distintas que resulta terriblemente doloroso, casi insoportable. Es como el polo Norte y el polo Sur. Es imposible estar más alejados, pero al mismo tiempo no puede haber dos puntos más cercanos en la superficie terrestre, porque entre ambos existe un eje y todo gira a su alrededor".

2 se abrieron.

Monsoon dijo...

Hola! Me gusta mucho tu blog. ¡Especialmente tus fotografías! Gracias para ti visita en mi blog, y tu comentario. Lo siento, mi español es muy mal, pero espero tu entender... *lol*

Abrazos de Noruega - Monsoon

Gatina dijo...

Es cierto, el amor no son sólo mariposas en el estómago ni el corazón desbocado saliendose del pecho. El amor empieza cuando el dolor resulta dulce y la tristeza es menos tristeza en sus brazos.